Lecturas: ‘El hombre duplicado’, de José Saramago

portada-hombre-duplicado

Son distintas las opiniones que tiene el ser humano respecto al rumbo que toman sus propias vidas. Unos deciden creer en que hay un ser superior que les prepara un destino para el cual han nacido. Otros, en cambio, prefieren pensar que todo forma parte de un azar mágico del que nadie puede escapar. Los más valientes, en cambio, apuestan por echarse todo el mérito a ellos mismos y a las distintas decisiones, acertadas o no, que han ido tomando con cada nuevo amanecer que han presenciado sus ojos. Sin embargo, estos tres tipos de personas coincidirán en que, ya sea azaroso, dirigido o provocado, el destino de sus vidas es sólo suyo. Da igual que sea un trayecto o un desenlace glorioso, defectuoso o indiferente; todos coincidirán en que nadie más que ellos han vivido esa experiencia vital. Pero, ¿y si no fuésemos los únicos que estamos viviendo nuestras propias vidas? O lo que sería más inquietante: ¿Y si estamos viviendo una vida que no nos pertenece?

Con esta premisa tan inquietante acudí al cine a ver ‘Enemy’, la última película del director Denis Villeneuve (culpable de que ‘Prisoners’ fuese tan maravillosamente inquietante) basada en una adaptación más o menos libre de la novela de José Saramago bautizada como ‘El hombre duplicado’. El director francés y un Jake Gylenhall sumergido en unos de los papeles (sí, en plural) más importantes de su vida lograron que la película me desconcertase hasta tal punto de querer saber más acerca de ella. Y es que era casi obligatorio acudir a la historia original del gran Saramago para ver qué era lo que realmente se quería plasmar en aquella historia que nada tiene que envidiar al ‘Mullholand Drive’ de David Lynch.

En ‘El hombre duplicado’ asistimos a uno de los peores momentos de la vida de Tertuliano Máximo Alfonso, un profesor de historia que vive aislado del mundo y de su propia mente, limitándose a seguir el transcurso de su vida sin sentir ningún tipo de interés por ella. Un hombre desolado cuya vida cambiará radicalmente con el visionado de una película curiosamente insípida en la que consigue verse a través de la pantalla en el papel de un figurante vestido con un atuendo de botones. Un botones que aparecerá en muchas más películas, con papeles distintos y cada vez más relevantes, provocando en Tertuliano una inquietud que le llevará al borde de la locura.

¿Quién es ese hombre cuyo aspecto es totalmente idéntico al suyo? ¿Cómo será su día a día? ¿Y si posee una vida que le corresponde a Tertuliano y no a él? ¿Qué pasaría al verse cara a cara? ¿Cómo cambiarían sus respectivas vidas ante aquel hecho? Todas estas preguntas llegan a la mente del protagonista y a los ojos del lector, y sus respuestas sólo podrán descubrirse con la lectura de esta intrigante novela que habla de la locura, la rotura de la lógica y la cruel capacidad del ser humano para luchar por su derecho más elemental y fundamental. Una novela disfrutable de principio a fin, escrita por la habitual maestría y complejidad literaria del maestro Saramago y, al igual que su adaptación fílmica, con múltiples interpretaciones. Interpretaciones que este blog está dispuesto a leer, compartir y debatir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s